viernes, 13 de mayo de 2016

2) Sesiones sueltas de relajación profunda: Duración una hora y media o dos horas

Para disfrutar y relajarse profundamente. Para reconectarse con uno mismo, mimarse y replegarse. Descanso. Alivio. Revitalización. Bajar revoluciones mentales. Incrementar armonía emocional. Soltar contracturas pasajeras, dolores y desbalances pasajeros. Para reestabilizarse en uno mismo en armonía. Son sesiones sueltas que pueden aprovecharse ocasionalmente para momentos en que necesitás volver a tu centro y soltar todas las tensiones externas, podés sacar abonos con descuento para mantener una regularidad semanal o cada 15 días en este contexto.